Innovación: cambios que generan valor

Innovación: cambios que generan valor

 

La innovación debe tener como propósito central la generación de valor. Podemos introducir cambios en la organización o en las estrategias, concluir investigaciones, publicar los resultados, lanzar productos y servicios, etc. Pero si no se genera valor no hay innovación. Así de simple.

La tarea primordial de una organización innovadora debe ser gestionar el conocimiento para producir cambios que generan valor. Esto es, cambios con la capacidad de satisfacer las necesidades, deseos y expectativas de aquellos a quienes se dispone a servir. Aunque hablamos en gran medida de clientes y mercados, esto debe extenderse a todos los involucrados o poderdantes de la organización, agregando a los empleados y colaboradores, aliados y socios estratégicos, proveedores, accionistas y financiadores, gobierno y sociedad.

De esta manera, las organizaciones precisan alimentarse sistemáticamente de las ideas, información y conocimiento contextualizado, relevante y oportuno que provea una estructura que permita producir la tecnología, los productos y servicios, los nuevos modelos y planes de negocio que efectivamente cumplirán su cometido: ser atractivos, deseables y útiles para aquellos a quienes se dirigen y que a su vez le otorgan a la organización su permanencia y su crecimiento.

Si su inversión y sus esfuerzos en innovación, tecnología, desarrollo o lanzamiento de nuevos productos no está siendo rentable o no está produciendo los resultados deseados, vale la pena que se pregunte primero por el proceso que ha seguido y si efectivamente ha contado con el conocimiento pertinente. En Interprende nos dedicamos a que usted cuente con este conocimiento que le permita producir cambios que generen valor.

Related posts

Leave a Reply