¿Cómo desarrollar la función de Vigilancia Tecnológica? Parte II – Organización

¿Cómo desarrollar la función de Vigilancia Tecnológica? Parte II – Organización

En la primera parte de esta entrada de nuestro blog “Intersights”, como lo llamamos en Interprende, decíamos que la Vigilancia del Entorno Competitivo y la Inteligencia Competitiva nos sirven como una manera de obtener de manera sistemática un conocimiento del entorno competitivo completo, como es ahora y como previsiblemente será en el futuro, para aplicarlo en la toma de decisiones y en la planeación y el desarrollo de proyectos estratégicos.

El propósito básico de estos procesos es el de apoyar a los organizaciones a adaptarse de manera efectiva y oportuna a las condiciones cambiantes del entorno, o incluso a anticiparse a estos cambios o ser el que marque el rumbo en el sector o territorio, para lograr un alto desempeño.

Desempeño STEn Interprende creemos que una organización logra un alto desempeño cuando planea, es capaz de hacer y efectivamente hace de manera sustentable lo que aporta valor a sus clientes actuales y potenciales, como lo muestra el gráfico. Los procesos de Inteligencia Competitiva y de Vigilancia del Entorno Competitivo o Vigilancia Tecnológica, como se le conoce comúnmente, se convierten en un importante apoyo para la planeación, el conocimiento de los mercados y el desarrollo eficaz de capacidades y propuestas de valor.

También veíamos anteriormente que el entorno competitivo en el que se desenvuelven las organizaciones hoy es bastante complejo, no sólo por la gran cantidad de actores y temas que se ven involucrados, sino por la velocidad con que cambian las tecnologías, los mercados, las economías y las cosas en general, así como por la interdependencia que existe entre variables de diversos ámbitos y quizá de diversas geografías y alcances.

Esta complejidad se traslada al ámbito informativo. Hoy podemos observar un crecimiento exponencial de la información y una gran heterogeneidad de fuentes informativas así como de herramientas de obtención, procesamiento y análisis de información. Esto dificulta aún más para las organizaciones la posibilidad de desarrollar sistemáticamente las funciones de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva.

Por esto se hace preciso profesionalizar estas funciones, lo que no necesariamente significa invertir sumas millonarias, sino más bien hacer las cosas de una determinada manera. En este punto, una de las cosas más difíciles es en ocasiones persuadir a los directivos sobre la importancia de este proceso y sobre el valor que traería a la organización. Surgen preguntas como las siguientes:

¿Cómo organizar las funciones de vigilancia e inteligencia?

¿Cómo se diseñan, se implantan y se gestionan estos procesos?

¿Cuánto cuesta y cómo se puede justificar esta inversión?

En cuanto a la organización, lo más recomendable es que estas funciones apoyen de manera transversal a toda la organización y que su gestión dependa directamente de la dirección general, para mantener su visión holística y estratégica. Se pueden adoptar varios enfoques para el desarrollo de estas funciones:

  1. Interno: un equipo interno es responsable completamente del desarrollo de estas funciones, desde la provisión de fuentes de información hasta su obtención, procesamiento, análisis y difusión.
  2. Externo: suscripción a fuentes externas de vigilancia para la obtención periódica de información del sector y subcontratación de estudios especializados de inteligencia cuando éstos son requeridos.
  3. Mixto: desarrollar algunas funciones de manera interna, usualmente el monitoreo o vigilancia sistemática del entorno, y subcontratar los estudios especializados de inteligencia cuando éstos sean requeridos.

El enfoque que se seleccione depende del tamaño y la complejidad de la empresa u organización de la que se trate, de la disponibilidad y facilidad de acceder a la información y el conocimiento especializado en el giro o sector, y del presupuesto y las políticas de la propia organización respecto a la subcontratación de servicios y/o la contratación de personal. En todo caso, es una decisión que no se debe tomar a la ligera, sino analizándola efectivamente como un caso de negocios.

En el siguiente InterSight presentaremos una guía para el diseño de estas funciones en la organización, es decir, qué es lo que hay que hacer para comenzar a hacer una auténtica Vigilancia del Entorno Competitivo. Mientras tanto, puede dejarnos aquí sus preguntas y comentarios.

¡Gracias por visitar nuestra página!

 

Related posts

Leave a Reply